TRES oportunidades: Crítica. Envidia. Enfado.

March 20, 2019

Esta semana estoy reflexionando sobre las cosas que funcionan y las que puedo mejorar. Sin duda hay tres palabras mágicas que me ayudan a desarrollar mi potencial: SOLEDAD. SILENCIO.

SENCILLEZ. Disfruto regalándome tiempo en soledad y silencio en las mañana, antes de comenzar el día, antes de que la luz salga, también disfruto contemplando las cosas sencillas, de las que está hecha la vida. La felicidad se encuentra en una taza de café.

 

Sobre estos temas he escrito anteriormente, así que voy a centrarme en las oportunidades de mejora. También están recogidas en tres palabras, CRÍTICA. ENVIDIA. ENFADO. Creo sinceramente que tengo mucho que aprender y mejorar en estos aspectos. Sin duda, algunas de estas características son heredadas, de la familia y la cultura de España. Pero no me sirve esa excusa, debo superar estas barreras para lograr la excelencia, para brillar con luz propia y de manera más coherente a mi forma de entender la vida y dar ejemplo desde el ahora.

 

CRITICA. Creo que me ha resultado siempre cómodo moverme desde la crítica, convencido de su utilidad para cambiar la sociedad. Pero dista mucho un pensamiento crítico y constructivo, de solamente fijarme en lo negativo. Por eso, muchas veces cuando reviso algún proyecto, hago alguna mentoria o leo una noticia, siempre encuentro defectos. Siempre le encuentro algo que puede mejorar, alguna oportunidad o falta de coherencia. Esto en si no es malo, el problema es que debo saber verbalizarlo. Sobre todo comenzar con los aspectos positivos, valorando el trabajo y el esfuerzo invertido, para después sugerir ideas o comentarios. HOLA Ghana nació de la crítica, especialmente de las ONGs que hacen negocio de la pobreza, pero no puedo quedarme solo en esa conversa, debo seguir aprendiendo e imitando los modelos que funcionan, debo seguir fijándome en mi trabajo y no el de las otras personas. También aquí debo atreverme a saltar algunas líneas rojas, no todo es blanco y negro en este mundo de más de 7 billones de personas. Ya le perdí el miedo a las empresas, ya confió en la interdependencia y la colaboración como vía para la sostenibilidad y la generación de un mayor impacto.

 

ENVIDA. Siempre he cuestionado el estilo de vida de mucha gente, los gastos excesivos y el derroche a toda hora. Especialmente en un mundo que descarta y desecha personas, me parece en ocasiones una ofensa y una falta de humanidad sin precedentes en la historia. Pero quizá en el fondo lo que sentía era envidia, quería vivir bien la vida, lograr la fama que venden los medios, disfrutar del lujo y ser un empresario de éxito. Si hecho memoria, la verdad es que yo también he tirado el dinero y he gastado en exceso, he alquilado hasta una limusina, he gastado en conciertos y muchos caprichos sin pensar en ello, con los conocimientos que tenía sobre como lograr el éxito hice lo que pude al respecto. Prácticamente de los 20 a los 30 años he vivido sin ahorrar, quebrando un negocio, trabajando y gastándolo todo en viajes y experiencias inolvidables (Londres, Nueva York, Roma, Paris, Florencia y paro de contar, Bruce Springsteen, U2, Lenny Kravitz, Coldplay, The Killers y mucho más). La buena noticia es que he logrado construir mi propia definición de éxito, he encontrado mi propósito y estilo de vida, mi forma ideal de vivir y compartir, mi filosofía sobre como comprar y vivir en austeridad. Pero sin duda se puede mejorar, se que necesito más dinero y estoy decidido a ir a por ello. Ya no tengo ninguna duda sobre para que quiero el dinero, sobre como gastarlo y el potencial para realizar proyectos que generen un mayor impacto, Hola Ghana es un proyecto de vida a 50 años!

 

ENFADO. El mal humor es automático, especialmente cuando estoy cansado. Me secuestra y siento que actuó de manera inconsciente, que respondo en un tono fuerte, que en lugar de escuchar replico, que me ofenden cosas pequeñas que no son importantes y no puedo reprimir mi genio por un instante. Siempre me arrepiento, me calmo y pienso en ello. Me he dado cuenta que a veces logro controlarme a tiempo, escuchar sin intervenir y dejar pasar. Pero otras veces no tengo tanta claridad, discuto e impongo mi forma de pensar. Así no llegamos a ningún lugar, esta es la gran oportunidad, sobre todo con las personas que me quieren y cuya confianza me permite tratarlas de una forma que no se merecen.

 

VOY A CAMBIAR, es una realidad, estoy comprometido y voy a dedicar los mejores años de mi vida en este sentido!

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El entusiasmo

September 10, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

September 10, 2020

September 3, 2020

August 21, 2020

July 30, 2020

July 16, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags