El descanso

Estos días me topé con un interesante libro sobre el descanso, y me puse a reflexionar un rato. En realidad me doy cuenta que en estos años, a pesar de muchas horas de trabajo, semanas intensas arrancando proyectos o viajes largos, madrugar mucho y trasnochar de vez en cuando, mi día a día es más bien relajado.


Desde que pasé por Colombia mi reloj ha cambiado, madrugo más que antes y me acuesto temprano. Los últimos años que viví en el campo, llevaba casi el mismo horario que mis gallinas, de 4 de la mañana a 8 de la noche, con muy pocas excepciones. Ahora de vuelta en España, me levanto a las 6, porque no quiero sacrificar las 8 horas de sueño y es complicado acostarme antes de las 10. No tenemos televisión, sólo vemos alguna película los fines de semana desde el ordenador. Nada de series, ni partidos de fútbol en la semana, nada de redes sociales desde la cama. Prefiero madrugar, empezar antes de que amanezca. Lo importante es disponer de al menos 2 horas para mi, de soledad, silencio y concentración, de un espacio tranquilo antes de empezar el movimiento.


Desde la llegada de Lucía a nuestras vidas, intento trabajar hasta el mediodía; aquí en España hasta las 2, comemos, hago la siesta de 15 minutos y leo un rato con un café en la mano. Después trabajo otro hora o así, ya más relajado, sin tanta concentración, mientras Lucía se despierta de la siesta y nos organizamos. A las 9 estamos cenando y a las 10 ya hemos leído el cuento y nos hemos acostado.

Estoy buscando espacios cerca para hacer deporte o caminar, rodeados de naturaleza que me permitan desconectar, para instalar de nuevo este hábito diario que tanto bien me ha hecho a lo largo de los años. Ayer salí a caminar una hora, es un espacio extraordinario para dejar la mente divagar y tomar decisiones meditadas. El fin de semana también buscamos senderos y rutas por la zona, es el momento de hacer deporte o caminar con amigos o en familia, es el momento de hacer piña.

Me tomo el descanso muy en serio, es parte de mi rigidez y entrenamiento, considero que me hace mucho bien como para hacer bromas con esto.


Y tu, ¿Te tomas tu descanso en serio?



Entradas relacionadas

Ver todo
Entradas recientes
Buscar por tags