La fuente

Estos días en The SOCIAL MBA abordamos las clases de Reinventar las Organizaciones, un lujo contar con el autor best seller Frederic Laloux para ello. Me gusta mucho el enfoque basado en la autogestión, la plenitud y el propósito evolutivo, pero lo que me ha dejado reflexionando es cuando cita a Peter Koenig, quién sugiere que cada organización tiene una fuente, que siempre hay un líder principal que bebe de una fuente, que está conectado a un canal de información al que otros no acceden. En este sentido, para que no parezca esotérico, Frederic lo describe como intuición, corazonada o visión, pero sin duda está totalmente de acuerdo con este autor.

Cuando me pongo a pensar en el momento actual, en mi recorrido organizacional, me doy cuenta que esa afirmación esconde mucha verdad. Sin duda, siento que Hola Ghana y The SOCIAL MBA están conectados a una fuente, que permite evolucionar las organizaciones y seguir adelante, que hacen que sean más grandes que yo, que sigan vivas a lo largo del tiempo. Esa fuente ha permitido pivotar el modelo del asistencialismo al enfoque emprendedor en nuestros proyectos de cooperación, arrancar en Ghana y abrir colaboraciones en otros países, superar la crisis del ebola y seguir adelante a pesar del Covid intentando cosas nuevas.

Cuando me pongo a pensar en la toma de decisiones, me doy cuenta que estoy conectado a una fuente, que me permite dar un salto de fe y seguir adelante con el MBA a pesar de las adversidades, me doy cuenta que llegan las personas en el momento adecuado, que se superan los problemas con imaginación e improvisación, que lo estamos logrando y el ánimo está muy alto, que somos parte de algo. También me pasa cuando doy conferencias, no tengo nada escrito pero las palabras llegan, se hilan las historias y muchas personas se conectan con ellas.

Ayer vi el documental “Mi gran pequeña granja” donde habla de una desarmonía continua pero perfecta, y no puedo estar más de acuerdo. Constantemente aparecen nuevos retos (o problemas como se suelen llamar) y cuando crees que ha llegado la calma, aparece otro nuevo y quizá más grande, pero la realidad es que es el motor para seguir adelante, para aprender y mejorar, para sentirse vivos y agradecidos por caminar.


Sin duda es algo muy personal, sobre lo que te invito a reflexionar, ¿Sientes que tu o tu organización estáis conectados a una fuente?



Entradas relacionadas

Ver todo
Entradas recientes
Buscar por tags