La pintura

Estos días me puse a pintar, hacía mucho que no me encontraba tan a gusto haciendo algo que no acostumbro, disfrutando concentrado durante un buen rato, como cuando dibujaba las tortugas ninja de pequeño para mi cuarto.


Resulta que había visto recientemente un cuadro de una Pedreñera (las barcas típicas de Santander que cruzan la bahía con dirección a Pedreña y Somo), y pensé que yo también podría dibujarlo en lugar de hacer lo más fácil que era comprarlo. Así empezó este reto, mi esposa compro algunos lienzos y el material, y me puse a dibujar.


En navidades había pintado un poco para hacer algunos adornos, para personalizar el árbol de navidad, pero nada más. Así que todo fue empezar, primero la dibuje en una hoja gruesa de papel, pero decidí hacerlo en un lienzo también. Resultó un proceso rápido, en una hora ya lo había terminado. Al día siguiente decidí arriesgarme a colorearlo. Rápidamente me di cuenta que las acuarelas no eran lo mío, que se me da mejor el trazo fino. Dibujo bien en papel, puedo copiar otros cuadros en lienzo también, pero con los trazos con mucho agua de la acuarela casi me lo cargo.


El caso es que ya casi está terminado, le he pedido a mi mujer que acabe de colorearlo, porque al final adornará una parte de la casa donde nos alojamos. Es genial esto de crear tu propia decoración, al igual que hicimos en Colombia con los muebles de la cocina y los baños, o el escritorio con un par de caballetes y de tablas para tener mi espacio, pues los cuadros es otra cosa que esta al alcance de nuestras manos.

Creo que lo volveré a intentar alguna vez más, volveré a disfrutar pintando, creo que es una experiencia gratificante que también puede ser compartida con otra persona, o incluso para elaborar un regalo original para una fecha especial. Creo que se puede distinguir a nuestra familia de hacer un regalo normal, de caer en la fácil tentación de comprar, al final se trata de encontrar estrategias para ser auténticos y no morir en el intento. El consumismo es una pandemia global, aunque no se la considere tan nociva es una pesadilla, así que cada día es más importante dedicar tiempo a pensar y construir tu propio estilo de vida.


Encontrar soluciones económicas y sencillas para expresar amor y agradecimiento, para intercambiar con otros, para celebrar fechas especiales, para evitar los regalos tradicionales o el dinero que vuelve todo una transacción, que trata de convertir en commodity cualquier relación ...


Y tú … ¿Has diseñado tu estilo de vida?



Entradas relacionadas

Ver todo
Entradas recientes
Buscar por tags