La magia


Hoy empieza la magia, hoy recibimos a Lucía en nuestra casa. Ayer la verdad es que no comenzó del todo bien el día, primero se rompió la correa del alternador del coche, lo llevamos al taller y esperamos toda la mañana pero no se puedo resolver. Decidimos ir a Bogotá en bus, con tan mala suerte que comenzó el diluvio. Llegamos a las oficinas del ICBF chorreando, con los pies mojados y la chaqueta goteando. Parecíamos dos jovenzuelos que salían por primera vez y no les importaba la lluvia ni mojarse. Pedimos disculpas y nos ofrecieron un café para calentarnos, mientras observábamos las fotos de nuestra hija en un álbum. Todo salió bien, aprendimos mucho y preguntamos lo básico, ahora es nuestro turno de hacernos cargo.

De regreso a casa siguió lloviendo, para no mojarnos cogimos un taxi que nos llevo al norte, donde tomamos un bus para terminar el trayecto. Al llegar a Chía nos damos cuenta que Lulu no tiene su móvil, intentamos llamar y nadie contesta, toca bloquear la tarjeta bancaria que tenía en la funda para evitar problemas. Mi esposa se pone triste, porque tenía algunas fotos recientes y contactos importantes que no había guardado, como siempre uno se lamenta cuando ya es tarde. En ese momento, me doy cuenta que no llevamos efectivo, no podemos recoger el coche del taller sino hasta el día siguiente, otra complicación que no teníamos en mente.

Decidimos irnos a casa, entendiendo que al final de cuentas a sido un buen día, lo mejor de todo es que ya casi llega Lucía. Preparamos su ropita y algunos juguetes para recogerla mañana, organizamos su cuarto y nos vamos a la cama. Al cabo de un par de horas, suena mi móvil, para convencernos de que el mundo está lleno de gente buena, una persona lo encontró en el Portal Norte y nos lo entrega. Que bendición, uno actúa desde el corazón, no pierde la esperanza y la vida le regala cosas mágicas.

#conciencia #felicidad #magia #esperanza #agradecimientos #fe

Entradas recientes
Buscar por tags