Mi hermano


Acabo de llegar a Santander a ver a mi hermano y me espera con una sorpresa debajo del brazo. Me conoce, me quiere y se preocupa por agradarme. Tiene la biografía de RAFA y una botella de vino, para que disfrute mi estancia en España más que un niño.

Es una maravilla poder regresar siempre a mi tierra, ese rincón del mundo donde encuentro paz unos días, donde todos los problemas cobran perspectiva, donde me dejo arropar por los amigos y busco conversaciones con la familia, donde está mi hermano y mis sobrinos para alegrarme la vida. No puedo más que estar agradecido por tener una bonita familia, por haber logrado reconciliarme con mi padre, por disfrutar de la compañía de mi hermano gemelo, un sabio vestido de calle. Cada vez vuelvo con más ganas, cada vez estoy deseando quedarme, pero la verdad es que mi vida no está aquí y debo seguir viaje.

Disfruto de la compañía de David de muchas maneras, tomando café después de la siesta, viendo entrenar a sus hijos, tomando una caña o un vino, montando bici, saliendo de viaje juntos o viendo un partido… no importa como, importa cuanto, cuanto tiempo nos dedicamos. Es importante que sepa lo mucho que lo aprecio, de vez en cuando le escribo una carta para recordárselo.

Es una persona sencilla, padre de familia, que se esfuerza y va a trabajar todos los días, que cuida de sus hijos y les regala tiempo de calidad, que los recoge de entrenar y a los que se esfuerza en educar. David es amigo de sus amigos y les paga con tiempo, esa moneda carísima que escasea estos días, pero que el ha sabido atesorar toda la vida.

Su vida no ha sido fácil pero ha logrado llegar muy lejos. Es una persona rica, tiene un puñado de amigos, una familia que lo quiere, no pasa grandes necesidades, sabe disfrutar de las cosas sencillas y crear momentos especiales.

#conciencia #familia #propósito #viajar #david #sencillez #humildad #esfuerzo

Entradas recientes
Buscar por tags