Actor por un día

Acabo de vivir una experiencia muy divertida, voy a salir en un anuncio de una empresa muy conocida. Gracias a la propuesta de mi amigo Iñigo, he podido entender mejor el mundo de la publicidad, conocer de primera mano un plato y un proceso de grabación, posar como un modelo profesional para unos fotógrafos de talla mundial o entrar a un camerino y dejarme maquillar mirando a un espejo lleno de luces que deslumbran. En total estaríamos unas 60 personas en el plató, desde maquillaje, vestuario, producción, catering, dirección, fotografía, agencia, empresa….

Todo empezó recibiendo un briefing con la propuesta para participar como personaje de una campaña de publicidad, que se lanzará en treinta países y es una buena oportunidad de visibilidad. Me subo al avión y llego a un hotel en Madrid, reunión el primer día y me recogen en una furgoneta oscura de las que usan lo los toreros para llegar a la plaza con la cuadrilla. Comparto con otros personajes y descubro que tienen unas historias espectaculares. German es el primer mejicano en competir en unos Juegos Olímpicos en esquí de fondo, Luciana ha diseñado la primera cobertura que permitirá construir un invernadero capaz de generar vida en Marte, Wendy a sus 67 años es entrenadora de acondicionamiento físico con record Guinness por ser la más antigua y por ser la mujer que más burpees hace por minuto y Sandro con tan solo 24 años, sus diseños de aviones se han convertido en el rumbo que seguirán las principales constructoras de aeronaves en las próximas décadas. Mi historia es la más normal, pero con un documentalista me sorprende como la saben contar.

He descubierto que lo mío no es la actuación, hoy admiro más a Brad Pitt cuando hacer personajes cómicos, siento que me cuesta sonreír y actuar natural cuando hay muchas personas detrás de cámara. Recuerdo una escena donde me pedían decir unas palabras, levantarme y sonreír, pero tenía que tener cuidado con no tirar una bandeja, tropezar con un raíl de grabación o chocar con un extra. Hicimos varias tomas y todo el equipo tuvo mucha paciencia. Lo que más me impresionó fue estar rodeado de grandes profesionales, que no perdieron en ningún momento la sonrisa teniendo en cuenta que estuvimos rodando por más de 15 horas en un día.

Entradas recientes
Buscar por tags