Entusiasmo

Desde que comencé a dar forma The SOCIAL MBA, son varias las personas que se han sorprendido por mi entusiasmo y me han hecho algún comentario. Desde líderes internacionales a personas que voy conociendo por el camino, viejas y nuevas amistades. Al parecer, les llama la atención esta energía y pasión por lo que hago, como si fuese algo a lo que no están acostumbrados. Quizá sea ese el principal aspecto, mostrarse auténtico, que es algo difícil para muchas personas en este momento.


Cuando me paro a reflexionar, me doy cuenta que es verdad. Siento que hablo de forma rápida y con un tono elevado, a veces parece incluso que estoy enfadado, son muchas las historias que quiero contar, puedo estar hablando horas sin parar. Después de un día con varias videollamadas, acabo sin energía, sudado, cansado, pero con una pequeña sonrisa en los labios. Siento que lo doy todo en cada conversación, que trato de transmitir lo que siento, a veces no encuentro las palabras para ello y debo dar rodeos. También me gusta escribir y utilizo este medio, no importa la forma si no el mensaje que expreso.

Por otro lado, trato de ser sincero, de justificar que no tengo todo el conocimiento, que no soy ningún experto. No quiero que se lleven una impresión equivocada porque sueño grande y hablo bien de lo que hacemos, se que nos queda mucho y que debo controlar mi ego. En realidad ese es el verdadero riesgo, perder la humildad a medida que se logran pequeñas victorias, sigo entrenando para ello, para seguir con los pies en el suelo.

Aunque el entusiasmo no me da de comer, no vende matrículas del MBA, no paga los recibos del agua, la luz o el alquiler, es algo que parece que no deja a la gente indiferente. Siento que voy bien, que estoy haciendo lo que tengo que hacer, que quizá inspire a otras personas también, que voy por el camino correcto pase lo que pase.


Y tu … ¿Vives con entusiasmo?



Entradas relacionadas

Ver todo

La fuente

Entradas recientes
Buscar por tags